CHK7
Cerrar

Porqué el 7

  • 7º en mi primera carrera del mundial
  • Lleve el 77 en mi primera carrera de 500cc en Albacete
  • Los 7 continentes de nuestro planeta
  • Nacido en la 7ª región de Catalunya (Spain)
  • Los 7 días de la semana
  • Las 7 notas musicales
  • Las 7 maravillas del mundo
  • 7 vidas tiene el gato
  • Los 7 enanos de la Blancanieves
  • Los 7 Pecados Capitales
  • 7 Chakras
  • Los 7 días de la creación
  • Las 7 bolas de dragón
  • Los 7 samurais (Akira Kurosawa)
  • Las botas mágicas de las "7 leguas"
  • Seven, la película
  • 7 mujeres (John Ford)
  • El Agente 007
  • Los 7 magníficos (John Sturges)
  • 7 años en el Tibet
  • Las 7 estrellas de la OSA MAYOR
  • Las 7 edades del hombre (Shakespeare)
  • El misterio de las 7 esferas (Agatha Chirstie)
  • Los 7 mares de la Tierra
  • Los 7 colores del Arco Iris

Superbikes

Ilusión y ganas tremendas, una buena moto, como era la Honda, y un equipo experto y con una gran trayectoria como el Ten Kate. Mi relación con el Campeonato del Mundo de Superbike no podía empezar de mejor forma… ni seguir peor.

Carlos Checa Carrera
Carlos Checa Carrera
Carlos Checa Carrera
Carlos Checa Carrera
Carlos Checa Carrera
previous arrow
next arrow
Slider

Mi relación con HRC era buena pese a que la temporada 2007 no había sido para tirar cohetes desde el punto de vista de la competitividad de la moto de MotoGP. Fruto de dicha relación, surgió el ofrecimiento de competir en el Campeonato del Mundo de Superbikes formando parte del, por entonces equipo oficial de la marca, Ten Kate.

Un año antes, habían logrado el título mundial con James Toseland y acumulaban también seis títulos de Supersport. Tocaba adaptarse, entender la moto y la categoría, correr dos carreras por día y conseguir buenos resultados mientras realizaba todas esas tareas.

La temporada fue positiva porque fui competitivo desde el principio pese a volver a empezar de cero en un nuevo proyecto para mí. La moto iba bien, yo me sentía a gusto y, aunque se trataba de mi primer año en la categoría, ya me situé entre los favoritos, ganando dos mangas y sumando a dichos triunfos cinco podios más. Acabé cuarto en el Campeonato tras grandes pilotos como Bayliss, Corser o Haga, pero, a medida que avanzaba el año, parecía que Honda se iba quedando atrás.

La confirmación del retroceso de la marca del ala dorada, la pudimos comprobar al probar el nuevo modelo ya a principios de temporada. Esperábamos de ella más de lo que nos acabó aportando.

El punto más emotivo y brillante de la temporada, fue, sin duda, el triunfo en las 8 Horas de Suzuka. Formando pareja con Ryuichi Kiyonari en el equipo Dream Honda Racing Team, logramos el triunfo con una vuelta de ventaja sobre la Suzuki Yoshimura de Sakai y Watanabe. Fue una semana inolvidable por lo que representa esta mítica carrera y por todo lo que hicimos para lograr el triunfo.

A lo largo de la prueba nos penalizaron con 30 segundos por exceso de velocidad en el pit-lane. A primera hora de la tarde cayó un chaparrón y hubo otras incidencias, pero nada de ello frenó nuestro camino hacia el triunfo final.

Un año después, en 2009, se cumplieron mis malos augurios respecto a la moto. No evolucionamos en ningún sentido por distintos motivos. Definitivamente, no pilotaba tan a gusto. No podía hacer lo mismo y los resultados así lo demostraron. Además, la competencia había crecido muchísimo porque nuestros rivales habían dado un paso adelante. Solo pude pisar el podio cuatro veces y en ninguna de ellas lo hice en el peldaño más alto ya que no logré ningún triunfo. Acabé séptimo en el Campeonato y con el convencimiento de que tocaba un cambio de aires.

Idioma