CHK7
Cerrar

Porqué el 7

  • 7º en mi primera carrera del mundial
  • Lleve el 77 en mi primera carrera de 500cc en Albacete
  • Los 7 continentes de nuestro planeta
  • Nacido en la 7ª región de Catalunya (Spain)
  • Los 7 días de la semana
  • Las 7 notas musicales
  • Las 7 maravillas del mundo
  • 7 vidas tiene el gato
  • Los 7 enanos de la Blancanieves
  • Los 7 Pecados Capitales
  • 7 Chakras
  • Los 7 días de la creación
  • Las 7 bolas de dragón
  • Los 7 samurais (Akira Kurosawa)
  • Las botas mágicas de las "7 leguas"
  • Seven, la película
  • 7 mujeres (John Ford)
  • El Agente 007
  • Los 7 magníficos (John Sturges)
  • 7 años en el Tibet
  • Las 7 estrellas de la OSA MAYOR
  • Las 7 edades del hombre (Shakespeare)
  • El misterio de las 7 esferas (Agatha Chirstie)
  • Los 7 mares de la Tierra
  • Los 7 colores del Arco Iris

Nada dura eternamente

La consecución del título de Campeón del Mundo de 2011 marcó el inicio del tramo final de mi camino como piloto profesional. Tras competir dos años más y después de 20 años de trayectoria deportiva, acabaría llegando el momento de poner el punto final.

previous arrow
next arrow
Slider

El objetivo para 2012 no era otro que el de repetir título, pero no pudo ser. ¿Motivos? Varios y de distinta índole. Por un lado estaba la limitación técnica que los organizadores del Campeonato nos imponían por el hecho de haber vencido. ¡Mi moto llevaba 6 quilos de peso extra! A todo ello se sumaban los nuevos neumáticos, que el modelo ya tenía un año más y que la competencia seguía evolucionando sus motos.

Desde el punto de vista puramente personal y con las perspectiva que da el tiempo, creo que quizás me relajé algo tras haber conseguido el título y también cometí algunos errores.

Pese a estas circunstancias, la temporada fue positiva y lo cierto es que empezó francamente bien pese a que en la cita inaugural de Phillip Island hubo de todo: caída y susto en la primera carrera y victoria en la segunda. Al triunfo en Australia, se unieron los dos de Imola en la segunda prueba puntuable. Los números nos eran favorables, pero todos teníamos claras las dificultades.

En Assen se empezaron a torcer las cosas y las buenas actuaciones se mezclaban con caídas y averías. De todas formas, acabé cuarto en el Campeonato y fui uno de los protagonistas destacados de la temporada.

Mientras tanto, Ducati ponía en escena la Panigale. Una moto nueva y preciosa con un aspecto espectacular, pero que tenía muchas deficiencias de juventud, era muy poco competitiva y necesitaba mucho trabajo y kilómetros para poder ponerse en forma.

Posiblemente, el hecho de ver que el material del siguiente año no era competitivo de entrada, ya me hizo valorar seriamente la posibilidad de la retirada. Una vez más, mi voluntad me llevaba a seguir solo si tenía opciones de ganar.

Finalmente el entorno acabó empujándome y convenciéndome para seguir un año más porque, además, me seducía la idea de volver a hacer crecer una moto hasta que fuese ganadora pese a saber que las dificultades serian muchas.

Y los peores augurios se acabaron cumpliendo. En 2013 no visité el podio ni por casualidad, nos estuvimos peleando durante toda la temporada con la moto para intentar hacerla competitiva pero nada salió bien. Ya ni pude acabar la temporada por una fractura en la cadera mal resuelta medicamente. Indudablemente, todo este calvario, me hizo más fácil la retirada  y disipar las dudas que tenía porque, de repente, tenía ganas de dejarlo todo, de poner el punto final, de acabar con aquella pesadilla de temporada.
No resultó sencillo del todo, pero si, más fácil de lo que había imaginado. Puse el punto final a dos décadas compitiendo en todas las categorías y con todas las marcas; creciendo, disfrutando y haciendo algo que me apasionaba. Además estaba, estoy y estaré muy orgulloso de mi trayectoria, de todo lo logrado desde que, por primera vez puse mi mano derecha sobre un puño de gas con el único objetivo de divertirme.

Me he divertido mucho, también he sufrido, pero siempre he intentado no dejar de crecer, de trabajar, ni de compartir mis emociones y mis sueños con los millones de aficionados que me han seguido a lo largo de 20 años.

Siempre he estado y estaré agradecido a las muchas personas que me han ayudado en mi trayectoria deportiva y han estado a mi lado en un momento u otro. Han sido muchos y todos se merecen mi respeto y agradecimiento. Sin ellos no lo había conseguido.

Idioma