CHK7
Cerrar

Porqué el 7

  • 7º en mi primera carrera del mundial
  • Lleve el 77 en mi primera carrera de 500cc en Albacete
  • Los 7 continentes de nuestro planeta
  • Nacido en la 7ª región de Catalunya (Spain)
  • Los 7 días de la semana
  • Las 7 notas musicales
  • Las 7 maravillas del mundo
  • 7 vidas tiene el gato
  • Los 7 enanos de la Blancanieves
  • Los 7 Pecados Capitales
  • 7 Chakras
  • Los 7 días de la creación
  • Las 7 bolas de dragón
  • Los 7 samurais (Akira Kurosawa)
  • Las botas mágicas de las "7 leguas"
  • Seven, la película
  • 7 mujeres (John Ford)
  • El Agente 007
  • Los 7 magníficos (John Sturges)
  • 7 años en el Tibet
  • Las 7 estrellas de la OSA MAYOR
  • Las 7 edades del hombre (Shakespeare)
  • El misterio de las 7 esferas (Agatha Chirstie)
  • Los 7 mares de la Tierra
  • Los 7 colores del Arco Iris

Origen

¡SEMÁFORO VERDE!

La imaginación humana provoca a menudo que cuando echamos la mirada hacia atrás y recordamos las cosas con perspectiva, todo adquiera un sentido que, en ocasiones, poco tenga que ver con la realidad del momento en que sucedió. Así empezó lo mío con las motos; mi vida; 20 años de competición. Hay amores que surgen porque sí y así me sucedió a mí.

Carlos Checa Carrera
Carlos Checa Carrera
Carlos Checa Carrera
previous arrow
next arrow
Slider

Mi madre me dio a luz en Manresa, al lado de mi localidad natal de Sant Fruitós de Bages y, mientras mi padre acudía apresurado a verme al centro médico, tuvo un grave accidente en moto que le causó una fractura abierta en la pierna. Él pedía que lo llevasen al mismo centro en el que yo iba a nacer, pero allí no había servicio de traumatología por lo que, a los tres días, mi madre tuvo que llevarme a verlo a él al hospital en el que estaba ingresado. Así empezó todo; mi vida en la que la competición ya estaba representada de familia por el apellido de mi abuelo materno y mi progenitora: Carrera.

Desde niño me apasionó la velocidad. Pero no solo la velocidad. Era muy inquieto y me gustaban todos los deportes. Jugaba a futbol, hacia atletismo y no me bajaba de la bicicleta en ningún momento hasta que mi padre me empezó a pasear con una moto de trial por los caminos próximos a nuestro domicilio. Con 11 años y siempre que tenia la ocasión, empecé a hacer diabluras con el Vespino de mi abuelo y con una Derbi Variant de mi profesor de dibujo Pep Creus. Cuando cumplí los 12, mi padre se presentó con una Mecatecno en la escuela mientras estábamos en la hora del recreo. El problema residía en que me la dejaba utilizar en contadas ocasiones y así fue como aprendí a desbloquear candados para utilizarla siempre que podía. Por  entonces no sabía ni lo que significaba competir, simplemente quería jugar y divertirme con los amigos comparando nuestras habilidades y dominando la pequeña velocidad de aquella Mecatecno de la que tan buenos recuerdos tengo. ¡Más de una vez, tocó protagonizar alguna mítica persecución en el pueblo con la Guardia Civil pisándonos los talones como en las mejores películas de acción!

La Derbi TT8 de segunda mano que mi abuelo me compró con 13 años después de insistirle mucho y hacerme trabajar con él en la huerta y la granja todo el verano, la heredé de mi buen amigo Toni Penadés que después me ayudo en mis inicios en la competición. Esta moto, ya me permitió ir por los caminos quemando gasolina e incluso competir en alguna carrera de pueblo. También en alguna prueba de resistencia de ciclomotores. Incluso llegué a ganar la que se disputó en mi pueblo. Había tomado contacto con el asfalto y empezaba a tener claro que me gustaba mucho la velocidad. Por entonces estudiaba automoción e hice las prácticas en el taller del buen amigo Toni Elías.

Por entonces, con un grupo de buenos amigos del motor de Sant Fruitós que más que amigos eran una familia que acabó transformándose en Escuderia Sant Fruitós) encabezados por el mecánico Lluis Juárez y Lluís Joan Vila y una Honda NSR 80 competí por primera vez en velocidad, en el circuito de Can Padró, próximo a casa y como la cosa no fue mal, nos fuimos al Jarama, donde me clasifiqué segundo y también acabamos participando en el Campeonato de  Catalunya. Así nos pusimos en marcha.

Antes de iniciarse la siguiente temporada, no teníamos presupuesto, pero Rieju con Ginés Perez a la cabeza, convocó unas pruebas en el circuito de Calafat. Me escogieron y corrí con ellos los Campeonatos de España (Criterium Solo Moto) y Catalunya, logrando ambos títulos en 1991. Mi aventura en la competición ya había empezado.

Guardo muy buen recuerdo de mis inicios en la competición porqué nunc esperábamos nada a cambio de correr. Más que un equipo era mi segunda familia. Nos divertíamos, aprendíamos y compartíamos nuevas experiencias siempre “controlados por las mamis” Elena Costa y Alicia Castañares que era mi enfermera particular porque rara era la semana en la que mi cuerpo no hubiese ninguna herida.

Idioma